¿Qué son las calderas estancas?

¿Qué son las calderas estancas?

Las calderas estancas son aquellas en las que la cámara de combustión está completamente cerrada herméticamente y dispone de dos tubos que abocan al exterior, uno para la salida de humos y el otro para la alimentación de oxígeno necesario para la combustión. Estos dos tubos pueden estar dispuesto de la siguiente manera en paralelo y saliendo a la misma fachada, concéntricos con el de salida de gases en el centro Y en diferentes direcciones, siempre que salgan los dos al exterior aunque sea en distintas fachadas. Lo que se consigue con estas características es que en la estancia donde se instala la caldera en ningún momento y por ninguna razón se aportan gases tóxicos, causantes en muchas ocasiones de incluso la muerte de personas por su inhalación.

Tipos de calderas de gas estancas

Tanto la caldera estanca, como la de condensación tienen el mismo tipo de evacuación de gases y aportación de oxígeno. La diferencia de una a otra es la eficiencia energética que en el caso de la primera puede llegar al 90% y en cambio la segunda puede llegar al 109%. Y esto es debido, a que aprovecha el calor residual de la salida de humos, eso sí produciendo condensación. El agua que produce la condensación, se evacúa por un tubo conectado a los desagües.

Durante muchos años este tipo de caldera ha sido la más instalada, porque era la única permitida en estancias cerradas (Cocinas, baños y galerías cerradas) siempre y cuando cumpliera las normativas implantadas en ese momento.

En no muchos años y debido sobre todo al cambio de normativas se pasó, de calderas de tiro libre o atmosféricas a las estancas, más tarde a las de bajo Nox (Menor aportación al medio ambiente de óxidos de Nitrógeno) y por último a las de condensación. Todos estos cambios han supuesto en su momento un gran avance, sobre todo en cuanto a seguridad, protección del medio ambiente y eficiencia se refiere.

La normativa actual prohíbe la fabricación de este tipo de calderas, dando paso a las calderas de condensación como única opción para su instalación en viviendas dispuestas en bloques de pisos.

Fabricantes como Junkers y Vaillant fabricaban calderas de condensación, mucho antes de que las normativas inscritas en el RITE (Reglamento de instalaciones térmicas) las convirtiera en las únicas que se pueden fabricar. Pero no terminaban de imponerse, dado que las calderas estancas más baratas que las de condensación, por la diferencia de costes a la hora de instalarlas a pesar de que estos eran amortizables rápidamente con el ahorro en los costes de consumo, que podían ser de entre un 20% y un 30%. Pero con la entrada en vigor de la nueva normativa y la implantación de las calderas de condensación, las convirtió a estas también en calderas más baratas.

Ventajas y desventajas de calderas estancas o de condensación

Para poder comparar una caldera con la otra, primero he de dejar claro que las llamadas calderas de condensación son también estancas, dado que este calificativo se refiere a la cámara de combustión cerrada y la aportación de oxígeno del exterior, que las dos nomenclaturas comparten, pero en la mayoría de los casos, cuando nos referimos a las calderas estancas, es pensando en las que lo son pero no de condensación.


Volver al Blog